A la baja creencia en el matrimonio; uniones libres se duplican: Inegi

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En los últimos 25 años, la creencia de los jóvenes mexicanos en el matrimonio ha sido cada vez menor.

Al dar a conocer las estadísticas a propósito del 14 de febrero, llamado coloquialmente Día del Amor y la Amistad, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló que entre 1990 y 2015 la proporción de casados disminuyó de 4% a 1.6%, mientras que los que viven en unión libre aumentó se duplicó de 2.5% a 5%.

De acuerdo con el organismo de estadística, de la población unida en 2015 (tanto casada o en unión libre), hubo más mujeres en dicho estado civil con 846 mil; mientras que el total de hombres ascendió a sólo 315 mil 582 casos.

Al conformar un hogar, las mujeres tienen cierta desventaja frente a los hombres: Nueve de cada 10 no asiste a la escuela y su pareja es mayor; siete de cada 10 declaró que tienen algún grado aprobado en la primaria o secundaria; mientras que sólo 25% solo tiene algún grado aprobado en el nivel medio superior o superior.

De hecho, según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) “el matrimonio infantil y las uniones tempranas constituyen una violación a los derechos humanos y son prácticas nocivas que afectan gravemente su vida, su salud, su educación y su integridad”.

En México, de acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2014, más de la mitad de las mujeres alguna vez unidas de 15 a 49 años (51.4% del total de población femenina), se unieron por primera vez antes de cumplir 20 años.

Eso sí, el porcentaje de matrimonios donde alguno de los cónyuges tiene menos de 18 años ha disminuido notablemente.

Para 1995, por ejemplo, el número de mujeres que contrajeron matrimonio antes de los 18 años fue de 105 mil 066 mujeres, lo que en términos porcentuales representa 16% respecto al total de los matrimonios registrados en ese año.

Ya para el 2016, el número de mujeres que contraen matrimonio legal en las mismas circunstancias fue de nueve mil 871 y su proporción disminuye a sólo 1.8%.

Por su parte, el porcentaje de hombres que contraen matrimonio antes de cumplir 18 años es inferior al de las mujeres, lo que provoca que, año con año, se acumule un conjunto importante de mujeres que se casan sin alcanzar legalmente la mayoría de edad.

En cuanto a la edad del cónyuge de las mujeres que se casaron en 2016 y lo hicieron con menos de 18 años, únicamente 1.2% se casaron con hombres menores a ellas; en 5.1% de los casos, ambos tenían la misma edad y en 93.6% el hombre es mayor que ella.

Para estos últimos, dos terceras partes (66.7%) de las parejas tienen una diferencia de edad no mayor a los cinco años; el resto tiene una diferencia de seis años o más, de los cuales destacan 712 parejas donde él es más de 10 años mayor que su pareja.

El Inegi recordó que la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes señala al matrimonio u otro tipo de unión a edades muy tempranas y con grandes diferencias de edades respecto de la pareja, aumentan la vulnerabilidad de estas adolescentes; al propiciar el desequilibrio de poder al interior de la pareja y las pone en un riesgo continuo de abuso basado en la construcción social de un enfoque de género no equitativo ni de igualdad. 

Proceso