Robos a negocios en el primer bimestre del 2018, incrementó en un 191 % comparado con el 2017

En Oaxaca los negocios establecidos se han convertido en el blanco perfecto de la delincuencia, para muchos el año 2017, fue el peor de la historia, pues tan sólo en un mes en ese mismo año, un comerciante de la Colonia las Flores, fue víctima de al menos  5 asaltos a mano armada, según los testimonios revelados.

La temporada más violenta según los comerciantes, fue noviembre diciembre, no obstante, este año para ellos, la inseguridad no ha cambiado mucho, aunque ellos no han registrado algún delito de este tipo, sin embargo, las estadísticas revelan que el robo a negocio en tan sólo los dos primeros meses del 2018 en la entidad, incrementó casi al 50 % comparado con el 2017.

De acuerdo  a cifras del Secretariado Ejecutivo Nacional del Sistema de Seguridad Pública (SENSP), en el primer bimestre de este año se consumaron 241 robos a negocios, de ellos 133 se perpetraron con violencia, es decir, un 44 %; 111 de enero y 130 del mes de febrero

En ese mismo lapso pero, del año anterior, sólo se registraron 126 delitos de este tipo, de ellos 41 fueron con violencia, es decir un 32 por ciento; 83 de enero y 43 de febrero, de estas estadísticas forma parte don Hilario Hernández, al ser víctima de dos asaltos a mano armada en esa misma colonia de las Flores.

A pesar del incremento y de haber sido víctimas los comerciantes nunca interpusieron una denuncia formal ante el Ministerio Público, pues consideraron que hacer ese trámite para ellos, es una pérdida de tiempo, lo cual constata que el 94.6 % no denuncia como lo revela la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública  (ENVIPE) 2017.

Mientras tanto, otros  que apenas han emprendido un negocio, temen formar parte de estas estadísticas, por lo que han implementado algunas otras medidas de seguridad e incluso han invertido en herramientas para hacer frente a estos estos delitos.

A raíz de estos incidentes los victimarios decidieron invertir en medidas preventivas, pues según, los datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), ENVIPE 2017, señalan que el costo del delito ascendió a más de 4 mil 713 millones de pesos.

Por Deimos Sánchez